Los bomberos combatían esta madrugada un incendio de gran intensidad en una torre de departamentos en pleno centro de Londres. Al cierre se desconocía si había víctimas fatales aunque se informó que había personas atrapadas. No se informó si podría ser por un nuevo atentado, en una ciudad golpeada recientemente por el terrorismo.

Cuarenta camiones contra incendios y 200 bomberos llegaron al edificio Grenfell Tower, ubicado en el oeste de la capital británica, para combatir las altas llamas. El edificio, de 27 pisos, corría riesgo de derrumbe total.

La Policía Metropolitana dijo que varias personas estaban siendo tratadas en el lugar por inhalación de humo y que se acordonó la zona, en medio de una fuerte tensión. George Clarke, el presentador del programa “Amazing Spaces”, dijo a Radio 5 Live que estaba cubierto de ceniza a pesar de que se encontraba a 100 metros del lugar.

Si se vieron gente del lugar escapando de las llamas atando sábanas, en escenas dramáticas.

Ya a la salida del sol en Londres se atendía a personas heridas de diversa gravedad, mientras otras eran rescatadas del interior del edificio. Pero no se habían confirmado víctimas fatales aunque no la descartaban por la magnitud del incendio.

lo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *