En las últimas horas trascendió que los ocho detenidos por el crimen de Fernando Báez Sosa se probaron las tobilleras electrónicas para poder irse a sus casas a la espera del juicio.

Mientras avanza la investigación por el asesinato de Fernando Báez Sosa y a la espera de la resolución sobre de la sala I de la Cámara de Apelaciones de Dolores sobre el recurso interpuesto por la defensa de los rugbiers, trascendió que los ocho detenidis  por el crimen se probaron las tobilleras electrónicas.

En ese marco, el Servicio Penitenciario Bonaerense confirmó luego que los domicilios de los imputados son aptos para el monitoreo electrónico, en un informe entregado al juez David Mancinelli.

El abogado Hugo Tomei, defensor de todos los acusados por el crimen cometido afuera del boliche Le Brique, había pedido en febrero la prisión domiciliaria para todos los rugbiers, detenidos en el penal de Dolores desde el 30 de enero.

Este último trámite del Servicio Penitenciario en sus domicilios, sin embargo, no implica necesariamente que se convalide su reclamo. Mancinelli debe aún resolver ese pedido, además de la otra solicitud por la atenuación de la prisión preventiva que también presento Tomei.

Máximo Thomsen (20) y Ciro Pertossi (19) están detenidos bajo los cargos de ser «coautores» de homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas», en tanto que Luciano (18) y Lucas Pertossi (18), Enzo Comelli (19), Matías Benicelli (20), Blas Cinalli (18) y Ayrton Viollaz (20), están imputados como «participes necesarios». Los rugbiers en libertad son Juan Pedro Guarino y Alejo Milanesi, quienes siguen siendo investigados por la fiscal Claudia Zamboni.

Mientras tanto, se aguarda aún los resultados de la prueba scopométrica, que busca determinar quién pateó a Fernando, a partir de la comparación de la huella levantada en el cuerpo de la víctima y las zapatillas con mancha de sangre secuestradas a los rugbiers en la casa que alquilaban. A esto se agrega el estudio de ADN cuyos resultados, se estima, estarían a partir de la segunda semana de marzo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *