El gobierno de Kicillof ofrece un subsidio a los docentes y auxiliares que no pudieron tomar cargo porque con la cuarentena el gobierno suspendió los actos públicos.

Estos compañeros están sin cobrar un peso y sin posibilidades de tomar cargo, pese a que hay miles aún vacantes y el gobierno está «ahorrando» ese dinero de salarios sin pagar.

Para poder acceder al subsidio de míseros $10.500, por debajo de la indigencia, los docentes no deben tener ningún cargo en este ciclo lectivo y en el caso de profesores, si tienen aunque sea sólo 2 módulos no pueden pedirlo, dejando a miles en una situación económica desesperante.

Lo más indignante es que los trabajadores de la educación que quieran acceder al «subsidio» deberán romper la cuarentena, ir a realizar tareas en las escuelas, sin clases ni alumnos!

Esta medida pone en riesgo sanitario a los trabajadores, por 10 mil pesos! Una verdadera extorsión hacia los sectores más empobrecidos de la docencia bonaerense, como lo son los docentes y auxiliaresque hoy no tienen ningún cargo.

Desde Docentes en Marcha repudiamos esta propuesta y reclamamos, como lo vienen haciendo las seccionales Multicolores mediante el relevamiento provincial de los docentes afectados en esta situación, la necesidad de un complemento salarial por suspensión de los actos públicos que permita completar la carga de trabajo y por lo tanto la retribución salarial habitual de los docentes afectados.

Los dirigentes provinciales de Suteba y el FUDB deben rechazar esta extorsión de Kicillof y apoyar estos reclamos basados en necesidades de los docentes.

¡Plata hay! Fernández pagó el 31 de marzo 250 millones de dólares a lis bonistas.
Kicillof pagó también el mismo monto en enero.

Que el gobierno garantice urgente a los docentes el mismo salario en relación a los cargos de los que cesaron en el ciclo lectivo 2019, y a todos los docentes desocupados un complemento salarial de emergencia a pagar en la primera quincena de abril, que sea igual al salario docente de un cargo.

Para esto es urgente que el gobierno Nacional y provincial armen YA un Fondo de Emergencia dejando en 1er lugar de pagar la usurera y fraudulenta Deuda externa y pongan un impuesto a los empresarios más ricos

Que destinen ese dinero a cubrir todas las necesidades sanitarias de los trabajadores y sectores populares, para combatir la pobreza, el hambre y así garantizar la cuarentena.

DOCENTES EN MARCHA BONAERENSE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *